HISTORIA DE LA PARROQUIA

 

La historia de nuestra parroquia va muy aunida a vida arquidiocesana; el 30 de noviembre de 1.965 el Señor Arzobispo creó la Parroquia de Cristo Maestro con sede en el barrio Bella Suiza para atender a la feligresía que habitada en el sector al norte de la calle 127. Ya un año antes (1.964) la Urbanización Ospinas & Cía. había cedido un lote (situado en la Diagonal 138 con 29) para construir la Iglesia por medio de la escritura No 4.009 otorgada en la Notaria Quinta. El P. Francisco Escobar organizó una Junta presidia por el Dr. Jaime Santamaria y con la colaboración de doña Sabina de Duran, se inició la celebración de la Santa Misa en ese lugar. lanos fueron aprobados en el año de 1.969 y se edificó la primera Capilla (donde hoy están las Capillas de Velación).

cuatro años después (1.970) al Papa Pablo VI canonizó a San Juan de Avila y el Señor Arzobispo Cardenal Aníbal Muñoz Duque quiso que el nuevo Santo fuera el patrono de nuestra Parroquia, la cual creó el 9 de mayo, por medio del Decreto No 119, segregándola de la parroquia de Cristo Maestro y comprendida dentro de los siguientes límites: 

 Este: Cuchilla de los Cerros Orientales – Carrera 7a.

 Norte: Quebrada El Cedro desde su nacimiento – Calle 153 y prolongación.

 Oeste: Avenida 13 (Autopista Los Libertadores)

 Sur: Calle 134 y prolongación por la lima hasta la cuchilla. 

Este era un enorme territorio que se estaba comenzando a poblar poco a poco. Posteriormente se ha ido llenando de casas y ahora la tendencia ha sido construir edificios y conjuntos cerrados con altura hasta de 12 pisos.

Al crearse la nueva Parroquia no se tuvo en cuenta que el Country Club dividía a la Parroquia de Cristo Maestro y no se pensó en el crecimiento del sector comprendido  entra la Avenida 19 y la Autopista, y entre las calles 127 y 134: por esto con el visto bueno de los Señores Vicarios Episcopales se ha permitido la atención pastoral a Ios enfermos y otros feligreses residentes en el Rincón del Country. La Carolina, la Calleja y el sector comprendido entre la Clínica Reina Sofía hasta Santacoloma, desde San Juan de Ávila.

El 9 de diciembre de 1.970 el primer párroco, el Padre Dario Collantes comenzó a atender en la Capilla del Tabor ubicada en la Carrera 17 con calle 139 en Cedritos, de propiedad de la familia Roldán. Entre 1.971 y 1.972 fue Párroco el Padre Alvaro Téllez. El 4 de Abril de 1.972 el Señor Arzobispo nombró como Párroco al Padre Germán Pinilla Monroy  quien organizó la Parroquia por sectores, atendiendo desde Cristo Maestro, ya que aún no había casa cural. Promovió a los laicos, organizó el Consejo Parroquial remodeló la primera Capilla realzando su arquitectura con una arcada. Con ocasión de la visita pastoral en noviembre de 1.978. el señor Cardenal Aníbal Muñoz Duque urgió la adquisición de una casa cural para que el Párroco pudiera residir dentro de la Parroquia; así en mayo de 1.979 se encontró una casa en la Calle 136 No. 29-04, a dos cuadras de la iglesia. Con el Consejo y varios feligreses que asumieron como fiadores, se logró realizar la compra el 19 de mayo de 1.980. Con la colaboración de los vecinos de Cedritos, Monseñor Pinilla promovió el Centro de Culto de ese sector y el Señor Cardenal Aníbal Muñoz Duque creó el 16 de mayo de 1.983 por medio del decreto No.941 la Parroquia de San Tarsicio, siendo la primera Parroquia que se segregaría de San Juan de Ávila. Monseñor Pinilla consolidó su labor pastoral dejando Grupos Juveniles, Catequesis y Pastoral Educativa con los Colegios de la Parroquia.

El 6 de mayo de 1.983 el Sr. Arzobispo nombró al padre Carlos Franco Garavito quien trató de ampliar el Templo haciéndolo múltiple. Monseñor Franco se preocupó de los jóvenes, la Legión de María, la Pastoral Laical y los Grupos de Oración. 

El 20 de agosto de 1,986 Hernán Cimadevilla y Madrigal quien continuó la labor comenzada llamando al Consejo Parroquial y el Económico que se reorganizaron. Se sectorizó la Parroquia ya que, por el crecimiento ocurrido en estos 16 años, requería más atención pastoral. Se organizó la Parroquia según el Directorio de Pastoral Parroquial: Litúrgica y Profética, en sus áreas de Catequesis, Legión de María, Biblia y Grupos de Oración; Pastoral Familiar como centro y eje de la pastoral y como un programa piloto que comprende lo anterior y la Pastoral Juvenil. La pastoral Social con ayuda asistencial, ropero, mercados, ayuda a Parroquias hermanas y el Club de la Alegría para la tercera edad, atendido por el Voluntariado. Todas recibieron cursos de formación en la Doctrina Social.  Además, la Pastoral de la Salud que visita semanalmente a los enfermos de la Parroquia llevándoles el consuelo de la Sagrada Comunión y atención espiritual. Posteriormente se organizó la atención pastoral en la urbanización Antigua, con adecuada participación en la Eucaristía dominical y con la conformación de grupos de voluntariado social. 

Con el estudio del sector hecho por el Señor Vicario Episcopal Monseñor Carlos Sánchez Torres, se creó un nuevo arciprestazgo para las Parroquias situadas al norte de la calle 134, que fue el Archiprestazgo 3.5. Las exigencias pastorales nos movieron a pensar en la creación de nuevas Parroquias a fin de que las comunidades dispersas en el vasto territorio del Archiprestazgos 3.5 pudieran ser atendidas espiritualmente. Del estudio de la zona hecho con Monseñor Sánchez surgieron las Parroquias de Santa María Magdalena, San José Cafasso, San Juan María Vianney, Santa María Mazzarello y Nuestra Señora del Campo. Así mismo, se creó la Parroquia de San Luis de Tolosa, tal como figura en el decreto de creación, a pesar de haberse sugerido el nombre de San Luis de Tibabitá que hacía referencia al nombre del sector.  

Viendo la necesidad de que la Casa Cural fuera la casa de todos como era el lema de Monseñor Pinilla, se propuso como tarea encontrar una casa al píe de la Capilla. Así fue como se revisaron varias casas cercanas, pero en 1.987 doña Sofía Villamizar de Montaña con gran espíritu cristiano vendió su casa bifamiliar a la Parroquia, se logró vender la casa de la Calle 136 y haciendo una hipoteca al B.C.H. se arreglaron las 2 casas para tener todos los servicios.

 

 

Con el tiempo, la pequeña Capilla de San Juan de Ávila ya resultaba insuficiente para atender las necesidades espirituales del sector aun cuando se aumentó el número de misas, la gente tenía que participar desde fuera. Además, por fallas de tipo estructural y grietas en los muros y en el techo, lo que ocasionó goteras permanentes y peligro de derrumbes, se hacía urgente una sólida reparación y ampliación. Luego de un estudio realizado por un equipo de ingenieros y arquitectos de la Parroquia, pudo establecerse que otra reforma del Templo (ya se había hecho una ampliación) era una obra demasiado costosa y no solucionaría sino una mínima parte de las necesidades actuales. Se vio más viable la construcción de un nuevo templo con una mayor capacidad y que ofrecería garantía de comodidad y seguridad.

No era fácil iniciar la construcción inmediata del templo, por la carencia de recursos económicos y teniendo en cuenta la urgencia del mismo, se consiguió un préstamo particular destinado a ese fin. Se empezó la obra con gran empuje y en un tiempo récord de 10 meses estuvo terminada. Una vez terminada la obra, el 6 de mayo de 1.990 el Sr. Cardenal Mario Revollo hizo la dedicación del nuevo Templo y del Altar. 

 

El Templo de San Juan de Ávila es orgullo de los feligreses y se han construido la Capilla del Santísimo y los confesionarios.

Se pidió respetar la capilla antigua en su estructura externa y adaptar la parte interna para prestar un servicio a las familias de la Parroquia, sirviendo de Capillas de Velación.

 

la parroquia ha contribuido a la remodelación de la Casa Cural, y financiado la construcción de varias Iglesias parroquiales pertenecientes al antiguo Arciprestazgo 3.5: San José Cafasso, Santa María Magdalena, San Juan María Vianney, Santa María Mazzarello, San Luis de Tolosa, Capilla del Barrio el Codito, Capilla del Barrio Santa Cecilia Baja, así como la Parroquia de San Buenaventura y otras en el sur de Bogotá. A la vez se está sosteniendo el estudio de varios seminaristas y de otros jóvenes de la Parroquia. La remodelación de la Casa Cural solucionó la necesidad de expansión de la pastoral parroquial. 

El 10 de mayo de 1.996 el Sr. Arzobispo Pedro Rubiano Sáenz bendice la Capilla de adoración perpetua al Santísimo Sacramento.

La creación de las nuevas Parroquias ecinas que se fueron creando del territorio parroquial urgió modificar los límites de San Juan de Ávila:

Este: 

Carrera 20 - Carrera 22 – Carrera 25

Norte: Calle 147 (Avenida de los Cedritos)

Oeste: Avenida Paseo de Los Libertadores (Autopista Norte)

Sur: Calle 134 (Avenida del Contador)

 

 

 

 

Según datos de planeación Distrital, de los 69 inmuebles de Interés Cultural que hay en Usaquén la Iglesia San Juan de Ávila es el único en Contador. Según el Instituto Distrital de Patrimonio (IDPC) fue declarada Bien de Interés Cultural con el Decreto 606 de 2001.  

 

 

El P. German Medina Acosta, quien dirigió la parroquia desde 2016 hasta 2017 , se empeñó en elaborar un Plan pastoral con sus respectivos programas y proyectos, así mismo se comprometió en la construcción de itinerarios formativos para los diferentes grupos. este Plan Pastoral fue construido durante el segundo semestre del 2015 a través de seis asambleas parroquiales, recogiendo las iniciativas y prácticas que venían en curso. Representa un esfuerzo de articulación y de direccionamiento en la línea de la Nueva Evangelización. El trabajo realizado se resume en el documento Plan Parroquial de Evangelización 2016-2022 y tenía como objetivo general Proyectar la Parroquia como comunidad fraterna, solidaria y misionera, de tal manera que el Evangelio llegue a todos los que la integran, a partir de la acogida, el encuentro personal y comunitario con Jesucristo. con tres líneas de acción: crear vínculos fraternos entre los miembros de la Comunidad; Formar y capacitar los propios discípulos misioneros (animadores de la evangelización); y realizar El Anuncio, teniendo en cuenta edades, experiencias e intereses de los destinatarios, así como los signos de la presencia del Señor en la Comunidad. Además bajo su dirección se llevaron a cabo obras generales importantes en el Templo, la Casa Cural y los Salones Parroquiales.

 La Parroquia San Juan de Ávila ha colaborado con al Zona Pastoral de San pedro y con la Arquidiócesis sirviendo de sede para la delegación vicarial de Pastoral Familiar, la Escuela Parroquial de Catequista (ESPAC) así como para el Sistema Integral de Nueva Evangelización (SINE). 

 

Desarrollo por San Pablo Multimedia